Android 5.1 está llegando al HTC One M9 en USA, próximamente a Europa

jul 3 • En digital, Google, Móviles • 5089 Visitas • No hay comentarios

HTC_OneM9

Está claro que el ecosistema Android tiene que mejorar en muchas cosas, pero una de ellas, y a simple vista puede resultar ser la que los usuarios más agradecen o atacan, las actualizaciones de software. Está claro que siempre queremos, entre los que me incluyo, tener la última versión de Android en nuestro teléfono móvil, ya que eso garantiza un mejor funcionamiento general, una mayor optimización y una compatibilidad al 100% segura con las nuevas aplicaciones que vayan saliendo.

Las actualizaciones en Android funcionan de la siguiente manera, Google (propietario del Sistema Operativo), lanza una nueva versión de Android, y deja el código de la misma abierto para que los fabricantes (HTC, Motorola, Samsung, LG …) la descarguen y la empiecen a adaptar a sus dispositivos. Está claro que esto siempre sucede de la misma forma, las compañías primero se centran en actualizar los dispositivos más recientes, o nuevos, dejando para lo último actualizar smartphones o tablets que ya llevan un tiempo en el mercado.

Nada más Google suelta ese código y las compañías lo comienzan a tocar, los fabricantes de móvil ya se están gastando recursos, lo que se traduce en dinero, en adaptar esa actualización para cada móvil, con lo que ya podemos afirmar que actualizar un dispositivo cuesta dinero, y mucho.

¿Por qué algunas tardan más y otras menos?

Está claro que a Motorola no le puede costar lo mismo actualizar sus dispositivos que a HTC, por ejemplo, ya que Motorola sólo adapta el código fuente a sus teléfonos, sin embargo HTC tiene que adaptar sus servicios, como por ejemplo toca la capa de personalización HTC Sense, un trabajo mucho más costoso que se traduce en tiempo, y por supuesto en dinero.

¿Por qué algunas marcas actualizan los teléfonos durante más tiempo?

Dependiendo de la marca, del volumen de ventas y de la vida útil que le pueda quedar al dispositivo, éstas deciden si merece la pena gastar dinero y recursos en lanzar la actualización o, si por el contrario, no merece la pena y la descartan. Aquí es cuando los usuarios de esos teléfonos que no van a ser actualizados, comienzan a quejarse sin realmente saber lo que realmente conlleva lanzar una actualización.

Pues bien, hoy ha sido el turno del HTC One M9, el último modelo lanzado por la compañía que ha comenzado a recibir la última versión de Android, pero por el momento sólo en USA, con lo que se espera que llegue a Europa durante las próximas semanas. La versión en concreto es Android 5.1.1 Lollipop, que os recordamos que este ya viene con Lollipop de serie pero en la versión 5.0.

¿Cuántos de vosotros habéis aprendido algo con este artículo? Yo con eso, me doy por satisfecho.

Posts relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »