E3 2013: los juegos independientes

jun 21 • Consolas, Videojuegos, Videojuegos y consolas • 2066 Visitas • No hay comentarios

Aparte de por el anuncio de las nuevas consolas de Sony y Microsoft, este E3 será recordado, por fin, por dar la importancia que se merecen a los juegos indies o independientes, tradicionalmente los grandes olvidados de esta industria.

A medida que el sector de los videojuegos ha crecido como industria y se ha ido profesionalizando más y más, parecía haber menos espacio para el desarrollador independiente. Lejos quedaban los tiempos en que un grupo de tres o cuatro personas con talento podían desarrollar un juego de calidad profesional. Porque, a fin de cuentas, ¿qué pueden hacer un puñado de personas para competir con un mastodonte como CoD?

Tradicionalmente, el desarrollador independiente ha tenido dos trabas. Por un lado, aparte del coste de desarrollo en sí (los creadores de videojuegos también comen y tienen hipotecas), para acceder a los SDK para consolas y poder hacer juegos en ellas era, y sigue siendo, necesario pagar una cara licencia que pocos estudios pequeños se pueden permitir. Aunque en PC nunca ha existido este problema, el indie se encontraba también un poco desamparado, teniendo que buscarse la vida por su cuenta sin ayudas de ningún tipo. Y por si fuera poco, aun desarrollando un gran videojuego, nunca venderá mucho si nadie sabe que existe, y en un mercado dominado por las grandes distribuidores conseguir editar un videojuego y ponerlo en las tiendas no era, y lo sigue siendo, precisamente barato.

Pero todo eso ha cambiado. No sólo hay ahora herramientas de desarrollo cada vez más potentes, asequibles y sencillas de utilizar (Unity3D, por citar un ejemplo), sino que la proliferación de las tiendas online ha acabado con el gran coste de entrada de la distribución física. Ahora, un programador se puede hacer él solito un videojuego y ponerlo a la venta en la Apple Store o en Google Play. Y claro está que los desarrolladores indies siguen sin poder competir en recursos con una Activision o una EA, pero en los últimos años hemos asistido a una democratización de la distribución de videojuegos, tanto que ya hay títulos que han hecho de oro a sus creadores “independientes”. Hola Angry birds, qué tal Minecraft.

Ante este éxito, los fabricantes de consolas han comprendido que con las grandes sagas se venden más consolas. Pero son muy caras de producir, necesitan vender muchos millones para ser rentables y no se pueden permitir experimentar mucho. Estos problemas no existen en los indies, que por su propia naturaleza pueden explorarse mecánicas nuevas y temáticas impensables en una gran franquicia, dando lugar a juegos que transmiten una mayor sensación de creatividad y de estar ante algo realmente nuevo que la enésima entrega de un FIFA. Tal vez por esto, en este E3, hemos visto en una presentación de una nueva consola desarrolladores independientes como reclamo de ventas. Parece ser que, al fin, los indies han obtenido el crédito que se merecen.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Angry Birds por thethreesisters, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/tripletsisters/7394261682/

Posts relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »