Estados Unidos y Verizon, espionaje a la nación

jun 27 • Hogar digital, Móviles • 2748 Visitas • No hay comentarios

Si la batalla que se libra en la red desde hace un tiempo tiene a la privacidad de los datos de los usuarios como principal protagonista, la noticia que ha saltado estas últimas semanas tiene a la mayoría de la población en alerta. El propio gobierno de Estados Unidos ha estado espiando a millones de ciudadanos, interceptando sus conversaciones a través de operadores como Verizon. A los pocos días se sabía que las principales compañías de Internet podrían haber cedido los datos de sus usuarios a la NSA.

La historia comenzó a principios del mes de junio, momento en el que se filtra por parte de Edward Snowden, informático que trabajó para la CIA, que la NSA -la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos- tenía un programa de vigilancia denominado PRISM, con él que habían estado recopilando información y conversaciones de los usuarios de la operadora Verizon.

A los pocos días la información se ampliaba. Ya no era sólo Verizon, sino los gigantes tecnológicos como Google, Facebook, Microsoft, Apple, Yahoo, PalTalk, YouTube, Skype y AOL los que habían cedido sus datos, información confidencial de sus clientes, a las peticiones de la NSA. Si bien en un principio todas parecían negarlo, los días y las filtraciones han acabado dando la razón a Snowden y el gobierno ha acabado explicando (en parte) la razón de esta regulación.

El programa PRISM, al igual que otras fórmulas escritas por el gobierno de Estados Unidos en el pasado, funciona como un recurso en el que se amparan las agencias de seguridad en busca de material “sensible” que alude al terrorismo o la seguridad nacional. PRISM da poder a la NSA para acceder a los datos de las compañías en Internet. Un escrito bajo llave que se aprobó durante la era del presidente George W. Bush en conjunto con la Ley PAA, la cual daba poderes a las fuerzas de seguridad para obtener todo tipo de información sensible con el fin de asegurar la vigilancia de las comunicaciones sin necesidad de un juez que lo autorice.

Estos datos recopilados se procesarían en los centros de los que dispone la NSA en muchos puntos del territorio estadounidense, espacios con la capacidad para hacer frente a una cantidad desorbitada de datos.

En definitiva, un caso tremendamente grave y comprometido donde el gobierno de Estados Unidos antepone la lucha contra el terrorismo por encima de la privacidad de sus ciudadanos. Una noticia que ha obligado a Barack Obama ha explicar que en los próximos días informará sobre las funciones de PRISM en el pasado y por la que la NSA ha estado recopilando información que incluía conversaciones, chats, correos electrónicos, fotografías o vídeos de millones de personas.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de National Security Agency Seal por DonkeyHotey, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/donkeyhotey/5789852737/

Posts relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »