Las pantallas curvas llegan a los monitores

ene 11 • Imagen digital, Informática • 2889 Visitas • 1 comentario

Samsung S34E790C, un monitor con pantalla curva

 

Samsung, LG, Dell… son algunas de las empresas que están experimentando desde hace más o menos tiempo con las pantallas curvas, ya sea para el mercado de los televisores ya sea con los monitores para ordenador. Su principal argumento es una mayor inmersión, un área mayor para mostrar varios documentos simultáneamente en pantalla -que en algunos casos podría hacer innecesario el uso de un monitor adicional, usado habitualmente en entornos más profesionales-. Estos monitores suelen gozar de una gran anchura, y por lo tanto de formatos de imagen 21:9, es decir más parecido al formato de una pantalla de cine, donde no vemos bandas negras ni encima ni debajo de la imagen.

A finales de 2014 LG lanzó su propuesta, ahora, en el CES de Las Vegas se han presentado dos monitores de pantalla curva, de la mano de Dell y Samsung.

Con el Samsung S34E790C, la apuesta de los coreanos es dirigirse al mercado más multimedia, y hacer hincapié en los gamers. Su monitor cuenta con el formato del que hablábamos antes, 34 pulgadas, resolución de 3440 x 1440 píxeles y formato 21:9. Estas características son comunes para los tres modelos, y es en el detalle donde encontraremos las diferencias que pueden hacer que nos decantemos por uno u otro.

La apuesta de Samsung por monitores con velocidades de refresco más rápidas se refleja en la elección de un panel VA. El mundo de los paneles de los monitores y los televisores es más complejo de lo que parece, y cuando te vas a gastar casi 1.000 euros en un monitor, o 2.000 en un televisor, vale la pena informarte previamente: los paneles TN son paneles de cristal líquido (LCD) de los monitores planos de toda la vida, muy rápidos, colores poco fiables y ángulos de visión limitados y muy buenos contrastes; los paneles VA son paneles LCD de monitores de nueva generación, rápidos casi como un TN y con una calidad de color mucho mejor. También mejoran los ángulos de visión y tienen buenos contrastes; y los paneles IPS son paneles LCD) de monitores profesionales. Tienen tiempos de respuesta más lentos, pero la calidad del color permite el calibrado y el retoque profesional de imágenes. Ángulos de visión muy buenos, los colores no cambian al cambiar la perspectiva y contrastes más limitados.

El modelo de Samsung es un panel VA, es decir, una tecnología a medio camino entre la IPS, más profesional y la TN, que ya se queda anticuada, por lo que es un monitor orientado a jugones, usuarios de ofimática o profesionales multimedia que no necesitan un control exhaustivo del color en su trabajo. En cuanto a conexiones, cinco puertos USB 3.0, dos puertos HDMI y un puerto DisplayPort. Cuenta con dos altavoces integrados estéreo de 7 watios y un conjunto de funcionalidades llevan la multitarea, el juego y la visualización de películas a otro nivel. El SE790C viene equipado con las funciones Picture-by-Picture (PbP) y Picture-in-Picture (PiP) 2.0 para mejorar la eficiencia de trabajo. La función PbP permite conectar fácilmente dos dispositivos, como un ordenador de sobremesa, un portátil, una consola (Xbox, PlayStation, etc.) o Set-Top Box (STB) y ver ambos simultáneamente en el monitor sin poner en peligro la pantalla. La función PiP 2.0 permite la multitarea sin necesidad de reducir el tamaño del contenido.

el Dell Ultrasharp U3415W, monitor con pantalla curva

El otro modelo que ha visto la luz en el CES ha sido el Dell Ultrasharp U3415W. Esta pantalla de la marca norteamericana coincide en la mayoría de sus especificaciones a la Samsung, pero hay algo que marca la diferencia, es un panel IPS. Y como ya hemos visto, el panel IPS ofrece colores más reales y mejores ángulos de visión, algo no tan imprescindible en una pantalla curva, pues se supone que la curvatura ayuda a alinear los píxeles con la vista para que no haya tanta distorsión como en una pantalla plana. El tiempo de respuesta, como era de esperar en un panel IPS, es ligeramente superior, con lo que el monitor es un poco más lento a la hora de refrescar las imágenes. En cuanto a conectividades, el Dell cuenta con 2 altavoces estéreo de 9 watios, un puerto HDMI, uno Mini DiaplayPort, uno DisplayPort, uno MHL y 6 puertos USB 3.0.

EL LG 34UC97, que se presentó a finales de 2014, tiene características similares al de Dell, pues aparte de los formatos de imagen y dimensiones, que son idénticas, resulta que el LG también monta un panel IPS, con lo que las ventajas -y desventajas- de este tipo de paneles se aplican a los dos por igual. No ocurre así en el campo de las conexiones, donde el LG destaca por incorporar dos puertos Thunderbolt2, algo que los usuarios de Mac sin duda van a apreciar. Aparte de esto, dos puertos HDMI, uno DisplayPort y dos USB 3.0 completan los conectores del panel trasero.

LG 34UC97, otro monitor con pantalla curva

¡Ah! se me olvidaba, todos cuentan con salida de auriculares.

Y finalmente los precios: el Dell tiene un precio de 1.088 euros, el LG de unos 1.175 euros y el Samsung, del que por ahora sólo se conoce su precio en dólares, tendrá un coste de unos 1.200 dólares, a la espera de saber la fecha y precio en España.

Posts relaccionados

One Response to Las pantallas curvas llegan a los monitores

  1. […] del ordenador, solemos interesarnos por el tipo de la impresora (de inyección de tinta o láser), el monitor (IPS, curvo, 3D, tamaño y resolución de la pantalla),o incluso el dispositivo de entrada (¿seguimos con el ratón, cambiamos a un trackball o damos el […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »