Resucita tu cadena de música gracias al Wi-Fi

abr 20 • Accesorios de Audio, Cloud, En digital, Hogar digital, Mundo Apple, Música, Nube, Otros • 6996 Visitas • No hay comentarios

Airport Express de Apple

 

Cadenas de música… en cada casa había una. Llamadas así porque se componían de diferentes módulos que se conectaban entre sí para formar el conjunto, pletinas para casettes, platos giradiscos, sintonizadores de radio, y en el centro, el amplificador…. Las más modernas ya añadían un lector de CD o un cargador de 25 CDs, para tener tu colección de compactos siempre a punto.

Pero el tiempo pasa y es especialmente inmisericorde con la tecnología. Hace 30 años era la revolución musical de cada hogar, donde algunos visionarios ya se atrevían a conectar el televisor de tubo al amplificador para escuchar las películas en VHS como si estuvieras en el cine. Mucho antes de los amplificadores Home Cinema, los sistemas 5.1, los DVDs, y por supuesto, mucho antes de la tecnología WiFi, Bluetooth, Airplay y demás brujerías de hoy día. ¿Y dónde han quedado aquellas cadenas de música? Pues las supervivientes, en el mejor de los casos, encastradas en algún mueble provenzal de la casa de verano, en el garaje o en ese salón llenos de vitrinas con figuritas de Swarovsky; y la mayoría en tiendas de segunda mano o directamente en la basura. Algunos eran equipos buenos, con una excelente calidad de sonido, mejor que muchos de los altavoces inalámbricos que nos ofrecen ahora. Pero la llegada implacable de la música digital las relegó de la noche a la mañana al olvido.

No voy a hablar aquí de complicados DAC (conversores digitales a analógicos), de las sutilezas en la calidad del sonido entre un Arcam o un Audiolab. Tampoco de los muchos altavoces Bluetooth que existen, pero sí de las opciones que tenemos para, por un precio contenido, poder escuchar Spotify por WiFi, en ese viejo equipo Akai que languidece bajo una pila de revistas.

La opción más conocida, sobre todo por los usuarios de Apple, es el Airport Express. Este pequeño dispositivo recoge la señal WiFi del router, y la procesa para ofrecer un puerto USB, -al que puedes conectar un disco duro o una impresora, convirtiéndolos en dispositivos WiFi-, un puerto ethernet para conectar más dispositivos por cable de red, y por último -lo que nos interesa- una salida óptica de audio y conector jack de 3,5mm (el conector para los auriculares de toda la vida). Con este último podremos conectar al Airport a nuestro viejo equipo de música, seleccionar el canal auxiliar correspondiente en el amplificador et bvoilà! Ya podemos escuchar Spotify o cualquier servicio de música en streaming desde nuestro móvil directamente en los polvorientos altavoces de madera. Y 109 euros es lo que tendrás que pagar por todas estas opciones de conexión.

Music streamers Pero como todos sabemos, siempre hay opciones más baratas que la de Apple, así que otra opción es el Home Music Everywhere de D-Link, algo más pequeño que el Airport, pero sólo con la salida jack de 3,5, lo justo para resucitar equipos de música, sencillo de conectar a la red de casa y que además te servirá para amplificar la señal wifi a partir del punto en el que lo enchufes. Muy práctico. Podrás encontrarlo por 50 euros.

La marca Eminent también tiene un aparato interesante, el Wifi Streamer, más parecido en forma al Aiport y que también cuenta con conexiones ópticas y USB además del conector jack. Este dispositivo crea su propia red WiFi, con lo que no necesitarás un router para acceder a él, aunque en este caso no te amplificará la conectividad inalámbrica. Lo puedes comprar por unos 45 euros.

Gramofon

Y si quieres algo un poco más cool en cuanto a diseño, y posees una cuenta Premium de Spotify, por 75 euros tienes Gramofon, un curioso hotspot o punto de acceso WiFi que se conecta a tu equipo de música, y que permite a varios usuarios gestionar una única cuenta de Spotify desde diferentes dispositivos móviles, añadiendo canciones a la lista de reproducción, como si fuera una jukebox de las de antes. Se puede usar para otros servicios, por supuesto.

No hace falta decir que seguro que hay muchas más opciones, incluso es posible que algunos routers incluyan una salida jack para enviar audio a cualquier dispositivo con la conexión adecuada. Pero esta muestra sirve perfectamente para hacerte una idea de por dónde van los tiros, y sobre todo, para que te convenzas de que aún le queda mucha vida a esas viejas cadenas de música. Dales otra oportunidad ¡seguro que te sorprenden!

Posts relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »