Serious Games: Cuando jugar es aprender

oct 7 • Tablets, Videojuegos, Videojuegos y consolas • 1918 Visitas • No hay comentarios

Serious Games

De creación propia

Los Serious Games (Juegos Serios) son juegos que no se desarrollan en mundos imaginarios o irreales, sino que están diseñados desde su origen con una finalidad formativa y educativa. Por ejemplo, pretenden el entrenamiento de alguna habilidad, la concienciación en torno a algún valor social, etc.

En realidad, se trata de una metodología que no necesariamente debe darse con Tecnología. Sin embargo, es cierto que hemos empezado a hablar de Serious Games y se han desarrollado más en la medida que se han ido desarrollando los videojuegos. Es decir, que la Tecnología ha servido de soporte motivacional para lograr una mayor implicación del usuario.

Hay que apuntar, no obstante, que cuando la finalidad formativa o educativa se muestra de manera muy insistente, pierde su carácter lúdico. Es decir, el usuario lo usará para aprender, pero quizás ya no disfrute tanto. Sobre todo, si nos centramos en videojuegos educativos destinados a un público infantil o juvenil.

Aún nos encontramos que padres y madres, o incluso en el ámbito escolar los profesores, que reniegan de su uso o presentan ciertos recelos. Sin embargo, existen estudios e investigaciones que tratan de acercarnos los beneficios de los videojuegos. Quizás, la opinión más relevante en esta materia es la de Gifford (1991) que enunció siete características para argumentar el valor de los videojuegos como medio de aprendizaje:

- Permiten que la fantasía se desarrolle sin limitaciones de tiempo, espacio o gravedad.

- Proporcionan acceso a “otros mundos” a través de gráficos y escenarios.

- Favorecen la repetición e intentos ilimitados.

- Permiten dominar y crear nuevas habilidades.

- Fomentan y facilitan la interacción con otros, facilitando el trabajo en equipo.Favorecen el autocontrol y el aumento de la atención.

- Hay una claridad de objetivos. Quizás el usuario no sepa qué conocimiento está adquiriendo (matemática, ciencias sociales,…) pero sí sabe qué acciones debe realizar para salvar a alguien, o para lograr un premio. Es decir, está desarrollando la lectura, el pensamiento lógico, la observación, la espacialidad, la resolución de problemas, la planificación de una estrategia, el tratamiento de la información, capacidad deductiva, …etc.

En otro sentido, los videojuegos pueden ser utilizados por profesionales que en este caso lo diseñan para trabajar con niños y adolescentes en lo referente a la consulta diagnóstica y terapia, como es el caso de la psicóloga mexicana Julia Borbolla y su “Proyecto Antenas”.  “Antenas” es un muñeco animado virtual que se hace amigo y confidente de los menores que han sido víctimas de abusos y éstos revelan al personaje lo que les ha sucedido. El menor entra solo a una cabina donde comienza a hablar con el personaje. Al otro lado de la cabina una psicóloga clínica interactúa con el menor por medio de una pantalla y la voz del personaje virtual.
El menor es monitoreado mediante un circuito cerrado de audio y video. El trabajo se realiza en una cámara Hessel, operada específicamente por psicoterapeutas en tiempo real.
En este sentido, este Serious Games opera en una doble vía pues, al tiempo que brinda apoyo psicológico al menor, también ayuda a la toma de declaración ante la Justicia cuando el menor está en calidad de víctima o de testigo en un ambiente relajado y sin temer las represalias del agresor.

Un paso más allá, es enseñar a los niños a programar sus propios videojuegos.

Es algo que ya se está haciendo en algunos colegios dentro de la asignatura de Informática con muy buenos resultados. Los niños se sienten motivados porque:

- Aprenden a programar sobre los ejes cartesianos

- Crean sus propios contenidos didácticos

- Alargan su aprendizaje hacia su tiempo de ocio

- Ponen en práctica lo aprendido en otras materias

En cuanto a las recomendaciones a los padres y a las madres para un uso seguro y responsable de los videojuegos por parte de los menores de edad, podemos señalar los siguientes:

- Los padres deben regular el tiempo que el menor puede dedicar a los videojuegos con la misma naturalidad que ponen ciertas normas a otras actividades. Habrá que tener en cuenta, en todo caso, que no se puede disponer del mismo tiempo en fines de semana o vacaciones, que durante la semana o en periodo de exámenes.

- Los padres deben jugar con sus hijos para saber si los videojuegos son acordes a las enseñanzas o valores que quieren transmitirles. También es una manera de pasar tiempo con los hijos compartiendo una de sus aficiones.

- Los padres deben elegir el videojuego adecuado a la edad del pequeño. Una buena guía puede ser la clasificación por edades que propone la PEGI (http://www.pegi.info/es/)

 

 

Posts relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »