Un proyector para el móvil de…cartón

mar 29 • Accesorios de Audio, Accesorios y fundas, En digital, Gadgets, Hogar digital, Imagen digital, iPhone, Móviles, Otros • 3235 Visitas • No hay comentarios

Proyector carton diseñado por Luckies

No es ningún misterio que existen cientos de opciones a la hora de comprar un miniproyector o un picoproyector para el móvil, pero ¿uno de cartón?

Sí, sí, tal cual. Olvídate de complicadas hojas de especificaciones, lúmenes, contraste, distancia focal, conectores, alta definición. En fin, olvídate de todo porque lo que tienes en las manos es un proyector de cartón. Así de sencillo, un par de cajas, un soporte para el móvil y una lente de cristal de 8 aumentos. Los responsables de semejante desvarío tecnológico han sido los chicos de Luckies, que gustan de producir artículos de diseño en papel y cartón.

El proyector fue concebido para ser una especie de objeto a medio camino entre lo vintage, lo tecnológico y el DIY (del inglés do it yourself o hazlo tú mismo), pero no puedo evitar pensar que también hay algo de kitsch. El caso es que el primer modelo venía totalmente desmontado y con ayuda de un poco de pegamento, en unos minutos ya tenías lista la caja exterior, la caja interior y la bandeja para el móvil. Una vez completado esto, colocabas el cilindro enfrente de la bandeja del móvil y en el interior sujetabas la lente de cristal. Separando la caja interior de la caja exterior, como si abrieras un cajón, apartabas el móvil de la lente y de esta forma ajustabas el enfoque. Listo. Ahora, por un poco más de dinero, puedes hacerte con la versión 2.0, que viene ya montada y te ahorras estar una hora después quitándote pegamento de la yema de los dedos.

¿Y qué ventaja tiene tener un proyector de cartón? Pues si te estás planteando esa pregunta, este proyector no es para ti, porque simplemente no tiene ninguna. Bueno, consideraciones medioambientales aparte ya que es de materiales reciclables y no necesita ni pilas ni enchufe ni nada más para funcionar, y no porque no sean importantes, sino porque lamentablemente casi nunca son los factores que deciden una compra tecnológica. Digamos que no pasa de ser un curioso objeto de diseño que nos puede ayudar a echar una tarde-noche con los amigas viendo videos de YouTube en el salón, en una acampada, en una casa rural o en cualquier sitio donde se nos haya ocurrido que merece la pena llevar un proyector de cartón.

Altavoz cartón diseñado por Luckies

Pero claro, si esto fuera así de simple, ¿por qué los proyectores que venden en las tiendas valen hasta miles de euros? Pues muy fácil: no esperes ver una calidad de imagen estupenda proyectada en el doble techo de tu tienda de campaña. De hecho, no esperes nada. La proyección se hace utilizando la propia iluminación de la pantalla del smartphone, por ello te recomiendan que antes de usarlo en el proyector pongas el brillo al máximo, con lo que cuanto más grande sea la proyección, más oscura la verás. Y bueno, no vas a oír nada mientras ves la imagen porque…es un proyector de cartón.

Pero no creas que en Luckies no han pensado también en ello y para completar la experiencia hipster de la semana tienes a tu disposición… ¡un altavoz de cartón!

Aunque en este caso han tirado la casa por la ventana y puedes ponerle cuatro pilas AA para que el sonido se amplifique un poco y tengas una experiencia global lo más parecido posible a la que tenían nuestros abuelos cuando iban al cine de jóvenes. El altavoz sigue la estética vintage del proyector, con lo que se convertirá en imprescindible junto a tu mesa de cartón. Ahí queda eso.

El proyector en su primera versión desmontada, cuesta unos 20 euros (15,95 libras), un poco menos que la segunda versión (22,95 libras), unos 32 euros. Disponibles en color marrón y negro.

 

Posts relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »