Windows Phone y otro intento para no quedarse fuera del mercado

oct 5 • Tablets, Windows • 2343 Visitas • No hay comentarios

La nueva actualización de Windows 8 RT para dispositivos móviles y el acuerdo con Qualcomm, son los principales movimientos del gigante de Redmon para conseguir aumentar su cuota de mercado.

Microsoft es consciente de que su nombre es sinónimo de Windows, y que éste se asocia a ordenadores de escritorio en una época que se considera ya post-PC. Obviamente, la compañía se resiste a perder el peso y la relevancia que le han caracterizado desde los inicios de la industria microinfomática, y prueba de ello es el anuncio de Windows 8.1 RT, la nueva versión de su sistema operativo para dispositivos móviles que funcionan con procesadores ARM. Entre sus principales novedades no técnicas, se incluye una rebaja del coste en la licencia del SO para incorporarlo en los terminales con esta familia de procesadores. Así mismo, Qualcomm ha anunciado que los nuevos procesadores Qualcomm 800 incluirán soporte para la nueva versión de Windows RT.

Con estos movimientos Microsoft trata de arañar una cuota de mercado que por el momento se les resiste. Con tan sólo un 1% en el mercado de las tablets con procesadores ARM (o lo que es lo mismo, prácticamente todas las tabletas salvo algunas con Intel Atom y poco más), Windows 8 RT ni siquiera saldría en la mayoría de las estadísticas si no fuera por el nombre del fabricante que está detrás. No obstante, la tarea de levantar las ventas se plantea bastante dura si tenemos en cuenta que su principal competencia, el Android de Google, ya está masivamente implantado con más de un 40% de cuota de mercado, tiene una gran imagen de marca y su coste para los fabricantes (que finalmente repercuten en el comprador final) es cero.

Después de vencer las guerras del escritorio, allá por los ya lejanos años 90, Microsoft parecía plácidamente asentada en cualquier cosa que llevara pantalla y sistema operativo. Sin embargo, el auge de los dispositivos móviles, iniciado por Apple con el iPhone y el iPad, ha pillado a Microsoft con el ritmo cambiado: Windows Phone es considerado por algunos como un producto lento y pesado que no aprovecha las características de estos dispositivos. Después del intento de Windows 7, para llevar la voz cantante en el mundo de la movilidad, la compañía de Seattle contraatacó con Windows 8, una ofensiva total por conquistar al usuario móvil haciendo que su cliente tradicional, el usuario de ordenador personal, se tuviera que adaptar a los nuevos cánones táctiles y no al revés como hasta ahora.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Steve Ballmer @RockeSpace Sf Windows 8 Windows RT por @Photo., disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “ShareAlike” No-Comercial en http://www.flickr.com/photos/mr_o/8028192084/

Posts relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »