Xbox One estará obligada a conectarse a Internet

feb 17 • Consolas • 1941 Visitas • No hay comentarios

Microsoft ha explicado cuál va a ser la política completa en torno a los requisitos de la Xbox One en Internet; las políticas sobre los juegos de segunda mano; las posibles transferencias entre terceros y la propia funcionalidad de la consola. Una serie de normas que no han gustado nada a la comunidad de gamers.


Según ha explicado la compañía, Xbox One está diseñada para funcionar en un estado conectado de baja potencia. Esto significa que su sistema, aplicaciones y juegos estarán siempre actualizados y listos para jugar, no hay que esperar a la descarga de nuevas versiones. Por contra, si bien no es necesario una conexión permanente, Xbox One está diseñada para comprobar si se necesitan actualizaciones del sistema, juegos o si se han adquirido nuevos juegos de segunda mano. Esto requiere siempre de una conexión, por lo que un usuario puede estar offline un máximo de 24 horas, pasado este tiempo, la máquina no permite continuar la partida y deberemos conectarnos para restablecerla. Al cabo de unos días y tras las críticas de los gamers, la compañía daba marcha atrás y aseguraba que se podría jugar a la consola sin conexión a Internet.

En cuanto a juegos de segunda mano o “usados”, las políticas advierten que, aunque no habrá un canon, los juegos originales se mantienen instalados en el disco duro del primer comprador. Al asociarlos con nuestra cuenta de Xbox Live, Microsoft mantiene una especie de “clave” que le permitirá en el futuro mantener un control sobre el mercado de segunda mano, pudiendo tener que pagar un tercero una pequeña cuota por utilizar un juego de segunda mano.

Tampoco existirá retrocompatibilidad, es decir, el catálogo de títulos que tenga un usuario en la Xbox 360 no servirá para la Xbox One. La razón que explican desde Microsoft es que las consolas utilizan una arquitectura totalmente diferente, lo que imposibilita su compatibilidad. De esta forma, buscan que los consumidores adquieran sólo los nuevos productos enfocados al nuevo dispositivo dejando de lado los, a priori, más baratos de la Xbox 360.

El pago por utilizar juegos usados o la no retrocompatibilidad le resta algunos enteros a una consola que saldrá al mercado a un precio de 499 dólares. Mientras, su más firme competidor, la PS4, ya ha anunciado que saldrá al mercado por 399 euros y que también permitirá el uso de la consola offline, así como el mercado de segunda mano sin cuota.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de FPG (First Person Gaming) por Luke Hayfield, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/altoexyl/4290622577/

Posts relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »