Y tú, ¿qué tipo de teclado tienes?

abr 24 • En digital, Gadgets, Informática, Ordenadores Mac • 3077 Visitas • 1 comentario

Teclados mecanicos

Muchas veces, cuando nos toca cambiar alguno de los periféricos del ordenador, solemos interesarnos por el tipo de la impresora (de inyección de tinta o láser), el monitor (IPS, curvo, 3D, tamaño y resolución de la pantalla),o incluso el dispositivo de entrada (¿seguimos con el ratón, cambiamos a un trackball o damos el salto a una tableta gráfica?) En la mayoría de los casos el teclado no suele recibir la mayor de las atenciones. Nos quedamos con lo que nos dan, y a funcionar. Hasta hace poco pasaba algo parecido con los monitores. Pero si estamos muchas horas escribiendo, un buen o mal teclado puede marcar la diferencia entre acabar más fatigada, que te duelan los dedos, la muñeca o incluso que tengas más posibilidades de sufrir el síndrome del túnel carpiano. Así que en esta primer parte del artículo vamos a conocer los diferentes tipos de teclado que tenemos a nuestra disposición, y reivindicar los teclados mecánicos como esos grandes desconocidos, para que escribir cada día en nuestro ordenador sea un poco más placentero.

Los teclados de los ordenadores se distinguen básicamente en dos categorías: mecánicos y de membrana (hay alguna más, como los mecanismos Topre del teclado Novatouch TKL desde el que estoy escribiendo y del que hablaré más adelante). Las dos han convivido desde hace más de 30 años, como el teclado de los conocidos Sinclair Spectrums, de membrana, o el Modelo M de IBM con teclado mecánico del año 84, que aún usan algunos irreductibles en sus modernos PCs. No voy a decir cuál de las dos tecnologías es mejor, cada una tiene sus beneficios y sus inconvenientes. Lo mejor es explicar cómo funciona cada una de ellas y que cada una decida qué es lo que más le conviene.

¿Qué es un teclado mecánico? y mejor aún: ¿cómo sé qué tipo de teclado tengo? Empecemos por la segunda, que es la más fácil. Si no sabes qué tipo de teclado tienes lo más probable es que sea uno de membrana. ¿Por qué? Pues porque el 90% de los teclados que se venden actualmente son de membrana, un teclado mecánico habría repercutido en el precio de tu ordenador y te habrías dado cuenta. Pero esto no quiere decir que los teclados de membrana sean teclados baratos o de mala calidad, ni mucho menos. Por ejemplo, los teclados de Apple son todos de membrana, así como modelos de gama alta de Logitech. Habitualmente yo uso un Apple Keyboard en mi Mac Mini y un Logitech K750 con placas solares en mi PC y me van genial, aunque a este último haya conseguido borrar algunas letras.

Teclados membrana

Los teclados de membrana se llaman así porque se accionan gracias a una membrana de plástico que tiene una pequeña cúpula en cada tecla: al presionar dicha tecla, baja y hace contacto con la base, y al soltar la tecla recupera su forma, empujándola hacia arriba. ¿Cuáles son sus ventajas? Pues la primera que son muy baratos de hacer, pues con una sola membrana abarcas todas las teclas a la vez, que permite hacer teclados muy planos y con muy poco recorrido, como el mencionado Logitech K750. Son prácticamente silenciosos, como el teclado de los portátiles de Apple. ¿Y sus inconvenientes? Pues a pesar de que los teclados de membrana tienen un tacto suave y blando, no es uniforme en las teclas más grandes, como el espaciador o el enter. Los de más calidad son cómodos para escribir y agradables, pero los de mala calidad -la mayoría de ellos- se atascan, las membranas tardan en recuperar la forma. Son duros y si se rompe una sola tecla tienes que tirar toda la membrana en el mejor de los casos o todo el teclado en el peor de ellos. Esto puede provocar más fatiga en los dedos al escribir durante muchas horas, pues cada dedo ejerce una presión distinta en cada tecla y siempre han de hacer fuerza para asegurarse de que la membrana hace contacto. Además después tienes que esperar a que la membrana recupere su forma original antes de volver a presionar la misma tecla. Esto no tiene mucha importancia a la hora de escribir, pero si te gustan los videojuegos ya sabrás por qué lo digo ;)

En cambio un teclado mecánico se distingue porque cada tecla tiene un mecanismo independiente que actúa mediante un muelle, una pestaña y un clip. Al presionar la tecla la pestaña se desliza por el clip mientras se tensa el muelle, la forma de la pestaña al rozar en el clip es lo que define la sensación que tienes al presionar la tecla (respuesta táctil o “click”). Al soltar, el muelle empuja de nuevo la tecla a su sitio original. Tienen la ventaja añadida de que si se te rompe una tecla sólo tienes que cambiar el mecanismo (‘switch’ en inglés) de esa tecla para volver al trabajo, lo que no te llevará más de 5 minutos y es apto para todos los públicos. De manea que si eres un poco cuidadosa puedes tener teclado para toda la vida, a no ser que deje de funcionar por otras causas. Suelen ser teclados muy pesados y robustos, que no se mueven de la mesa por muy rápido que escribas, o por muy rápido que te estén jugando, por eso son los teclados favoritos de jugadores profesionales o “gamers” (jugones) en general, pues la exactitud de la pulsación es siempre constante, y ya se sabe.. en según qué juegos los milisegundos son muy importantes. Pero no sólo si eres gamer te puedes beneficiar de estos teclados; también las escritoras, periodistas, bloggers,…cualquiera que se dedique a escribir durante horas es el usuario perfecto.

Mecanismos teclados

Ahora sólo nos falta saber qué sensación queremos tener al presionar las teclas:  ¿queremos una pulsación lineal, sin esfuerzo?, ¿un pequeño “bache” en el recorrido de la tecla que nos informe de forma táctil de que hemos presionado esa tecla con éxito?, ¿o un sonoro y para muchas agradable “click”? La clave está en los mecanismos: hace 20 años varias marcas como Alps o Monterey fabricaban diferentes mecanismos para sus teclados mecánicos. Pero de todas ellas la única que aún fabrica teclados mecánicos hoy día es Cherry MX, que además distribuye sus mecanismos para que otras marcas como SteelSeries, Das Keyboard o Logitech. Otras marcas como Razer han desarrollado sus propios mecanismos, pero basados en los Cherry.

Los mecanismos Cherry se distinguen por colores, de esta forma, si quieres una pulsación lineal sin baches ni sonido, debes buscar mecanismos negros o rojos, siendo los negros más duros de presionar. Si quieres una respuesta táctil pero sin sonido, busca los mecanismos marrones, y si lo que quieres es tanto una respuesta táctil (un pequeño “bache”) y el famoso “click” de los teclados mecánicos, tu elección es el mecanismo Cherry azul. Finalmente, para concluir esta primera parte, también están los mecanismos Topre, de reciente creación, como los del Novatouch TKL de Cooler Master que estoy usando ahora mismo, y que combinan la solidez de un mecanismo mecánico con la suavidad de una cúpula de membrana que actúa con un muelle. Una solución híbrida, que para mí es perfecta para darle a la tecla durante horas y horas, con un recorrido lineal y sin “click”.

¿A qué no te imaginabas un que el mundo de los teclados era tan apasionante? Como ves hay muchas opciones para hacer que tus sesiones de escritura sean más gratificantes. ¡Nos vemos en la segunda parte!

Posts relaccionados

One Response to Y tú, ¿qué tipo de teclado tienes?

  1. […] has visto claramente los beneficios de los teclados mecánicos y si has decidido hacerte con uno de ellos, vamos a ver quiénes son los principales fabricantes y […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »